Noticias
Críticas
Eventos
Libros
Lit. Gráfica
Series

Entradas Recientes

Amor a medianoche

El 4 de mayo llegará a nuestras salas Amor a medianoche, un drama romántico que atraerá a las nueva generaciones, ya no solo por su reparto si no por el hilo conductor de esta atractiva historia que protagonizan Bella Thorne y Patrick Schwarzenegger. Scott Speer (serie de Scream, Eye Candy) se encarga de dirigir esta cinta.

La película gira en torno a Katie, una joven de 17 de años que vive encerrada desde pequeña en su casa, debido a que padece una enfermedad rara que no le permite estar expuesta al sol durante el día; siendo un simple rayo de sol mortal para ella. Pero la vida de Katie dará un giro cuando Charlie se cruza en su camino y empieza a descubrir el amor.

Aunque no es una película que sobresalga por su argumento, desde luego, pero lo que sí destaca principalmente como se ha comentado al principio es su reparto. La trama es tan sencilla y tan simple como cualquier otra película romántica, pero cambiando matices en la relación de los personajes y sus circunstancias. En esta ocasión, los actores escogidos son muy atractivos en todos los sentidos, algo que les hace ideales para sus roles en este género, y sobre todo en películas que transcurren en Estados Unidos.

La situación a la que se somete la protagonista no es nada fácil, ya que su vida ha sido y es muy dura debido a su enfermedad. Pero eso no es ningún obstáculo, ya que cuando tienes amigos y familia que te apoyan todo es posible. Haciendo hincapié en lo importante de la película: el amor, con el que muestran que no hay límites ni barreras. Katie siempre ha estado enamorada de Charlie y no parece que vaya a poder saber que es el amor por su enfermedad, lo que le hace sentirse peor aún.

Pero fuera del cliché de usar actores y actrices con una buena imagen para hacer que parezcan de menor edad, Patrick y Bella tienen unos personajes que congenian con el público adolescente nada más empezar la película. Al ser una cinta dirigida a un target específico, es muy posible que a público de otras edades no les resulte una película con un argumento que les enganche de principio a fin.


A pesar de que tiene una duración de 91 minutos, no se hace pesada en ningún momento, solo que la fotografía y la ambientación ayudan a que te quedes hasta el final. Aún sabiendo que la historia decae en varios momentos y que es como si estuvieras viendo un telefilm cualquiera una tarde de fin de semana en casa. Porque los personajes secundarios están presentes en muchos momentos importantes para los protagonistas, pero hacen intervenciones que hacen que pierda calidad por momentos.

No obstante, me gustaría recalcar la banda sonora, que cuenta con canciones de Bella Thorne para la ocasión, consigue que la película se salve en alguna parte; y donde los temas también tienen su importancia por su letra. Es una película entretenida, que te desenfada y te hace ver muchas cosas de la vida como el mensaje que transmite. En general, se les quiere decir a las generaciones jóvenes que la vida es corta y que hay que aprovecharla al máximo, y sobre todo que en el amor no hay nada imposible, por muy duro o difícil que parezca. Y que si te propones seguir tus sueños y tus metas, acabarás obteniendo el éxito, o al menos lo que implicaría esa palabra en algún momento de tu vida.


Bien es cierto que estamos ante una idílica historia de amor, aunque a pesar de todo tiene una gran carga emocional para con los personajes. Y esto es por lo que funciona esta película, a pesar de no ser una gran producción. Sin haberse gastado un presupuesto muy elevado, han conseguido realizar un largometraje que se vende solo estéticamente.

Yo le voy a dar 3 fotogramas porque no me gustó especialmente pero tampoco me disgustó. Me gusta el mensaje que aporta, además de ser entretenida en su justa medida con la duración que tiene. No es un título al que se le puedan dar muchas vueltas, por no decir casi ninguna, pero tampoco es lo que busca. Simplemente es una película para adolescentes con una estética atractiva, y que seguro que a quienes les gusten las películas románticas, puede que les saque alguna lagrimilla.


Alejandro C.

¿Qué podemos esperar de la segunda temporada de Westworld?

Hoy lunes 23 de abril vuelve a HBO una de las series más esperadas de la temporada, y también uno de los buques insignia de la plataforma de streaming. Westworld estrena hoy el primer capítulo de la segunda temporada, el cual tuvimos la oportunidad de verlo hace unos días en la presentación oficial que se hizo en Madrid. Así que si ya has visto la primera temporada puedes seguir leyendo, de lo contrario te recomendamos volver hacia atrás.


En esta segunda temporada se retoman los sucesos ocurridos en el apoteósico episodio final de la primera tanda de capítulos, donde un montón de acontecimientos sacudieron el mundo de Westworld tal y como lo conocíamos. Con una conversación entre Dolores y Bernard, nos introducimos en un nuevo mundo, ya que el anterior ha sido destruido y ahora solo reina el caos.

De nuevo la serie nos hará viajar entre el pasado y el presente para reconstruir la historia y conocer lo sucedido en la debacle que tuvo lugar en Westworld. Dolores y Maeve tendrán que buscar respuestas en sus caminos por separado, después de que los equipos de seguridad del parque tomaran el control de la situación. Ahora ellas son androides libres, sin control, sin ningún programa al que respondan órdenes que puedan recibir. ¿Que pasará ahora que pueden decidir sobre su "vida"?


Ahora parece que el mundo del parque temático se haya pasado a ser Invernalia, pero no por guardar ningún parecido en cuanto a aspecto, si no porque la violencia y la sangre imperan en este nuevo orden. Las máquinas se han rebelado y están dispuestas a todo, ya que no hay nada que no permita que nadie muera. Actualmente tanto humanos como androides son iguales, y por tanto, ambas especies pueden morir de un solo disparo. Ya se puede comentar que estamos en el futuro Salvaje Oeste y da mucho miedo.

Por otra parte están los "humanos" están en una situación bastante peligrosa ya que corren el riesgo de recibir sobre ellos las represalias de los androides autoconscientes. Bernard se encuentra solo, y lo que nos plantea la serie es saber cómo llegó hasta donde está y qué es lo que pasó. Para ello, rememorando el pasado veremos como Charlotte y otros humanos que estaban dentro del parque tienen que sobrevivir a este nuevo orden. Por muy directivos que sean, eso ya no sirve de nada, solo pueden hacer una cosa y es huir y sobrevivir.


Este primer capítulo tampoco muestra muchas cosas, pero si que da pie a ver por donde irán los caminos de los personajes principales mientras intentan recomponer el orden del mundo. Pero lo que más llama la atención son los planos en el edificio de Delos, que tienen una fotografía espectacular. Sobre todo con dos planos que cierran el episodio y que promete mucha adrenalina esta temporada. Así pues, para no contar más de la cuenta, esperamos que nos comentéis que os parece la serie y qué creéis que pasará, que estamos expectantes a los siguientes capítulos.

Alejandro C.

Llámame por tu nombre | ANDRÉ ACIMAN

Autor: André Aciman
Editorial: Alfaguara
Año: 2018
ISBN: 9788420433110
Páginas: 271
Precio: 17,90€ (papel), 8,99€ (digital)

En 2017 Call me by your name llegó para romper con todo lo que habíamos visto hasta ahora, siendo una película muy aclamada que acabaría ganando el Oscar 2018 a mejor guión adaptado. Hoy queremos hablaros no de ese guión, si no del libro escrito por André Aciman en el año 2007 y que se encuentra publicado en España por la editorial Alfaguara.

En una localidad de la costa de Italia, durante la década de los ochenta, la familia de Elio instauró la tradición de recibir en el verano a estudiantes o creadores jóvenes que, a cambio de alojamiento, ayudaran al cabeza de familia, catedrático, en sus compromisos culturales.

Oliver es el elegido este verano, un joven escritor norteamericano que pronto excita la imaginación de Elio. Durante las siguientes semanas, los impulsos ocultos de obsesión y miedo, fascinación y deseo intensificarán su pasión.


La historia nos muestra como un desconocido, una sola persona, puede llegar a cambiarte la vida para siempre o al menos hacer que tengas uno de los mejores momentos a lo largo de tu vida. Así es como empieza esta historia entre Elio y Oliver, los cuales parecían estar destinados a conocerse. La trama se sitúa en la década de los 80 en algún lugar de Italia llamado "B.", el cual nunca se llega a decir su ubicación exacta en ningún momento y es uno de los misterios que cuando lo mencionan causa muchas preguntas acerca de donde estarán.

André Aciman nos ofrece un relato escrito en prosa que está narrado en primera persona que no es otro que el mismo Elio. Un chaval que está en plena adolescencia, y que pasa los veranos de la manera más relajada posible con su familia y amigos, hasta que Oliver llega a su vida, cambiándole los esquemas que hasta ahora le parecían normales. Elio vive en un momento donde le surgen muchas preguntas ya no solo sobre el mundo, si no sobre sí mismo; aprendiendo así a conocer su interior y todo lo que le rodea a pesar de ser un muchacho con una gran cultura a sus espaldas.

Pero vamos a lo que nos interesa de esta obra, que es el tema del amor. Como bien se ha mencionado, Elio tendrá que replantearse muchas cosas al conocer a Oliver, el cual es un alma libre y hace lo que quiere cuando quiere. Quedándose a vivir en una habitación de su casa, todo comienza a cuestionarse en la mente de Elio. Sabe que Oliver le gusta, pero torturará su pensamiento a base de preguntas acerca de si debería decírselo y sobre todo como hacerlo. Porque esto no es nada fácil para ninguno, a pesar de que Oliver le lanza indirectas que el joven Elio no parece captar, confundiendo su significado. Como si un ángel hubiera bajado del cielo, Elio está ensimismado con su nuevo compañero y por un tiempo miembro de su familia.

Al ser Elio el encargado de enseñarle el pueblo donde vive, y también como ir a los alrededores, la relación se irá estrechando cada vez más, consiguiendo así que los sentimientos hacia Oliver crezcan y afloren. Pero también hará que Elio se sienta cada vez más confundido con sus actos y las consecuencias que podrían tener estos. No obstante, Oliver siempre es su principal razón de ser desde que llega a la casa y se instala siendo uno más durante un tiempo. Un tiempo que parece corto pero a la vez largo, y que sin duda, es algo que Elio no quiere dejar de aprovechar porque cuando se acabe puede que no le vuelva a ver.


Ambos personajes entablan una relación amorosa que desafía muchos esquemas de la época en la que se encuentran, siendo sobre todo una relación homosexual, algo que no estaba muy bien visto por aquel entonces... Vale, quizás no sean los personajes adecuados para hablar sobre una relación homosexual en los ochenta, pero es que no va de eso, porque bien es cierto que son dos chicos de clase alta en un lugar donde son libres. Pero de lo que sí se puede hablar respecto a este punto es del amor a primera vista, donde parece que nos enamoramos al ver físicamente a una persona a pesar de que vaya mucho más allá.

También se puede hablar sobre el amor platónico y el amor erótico. Aciman toca todos los palos posibles en el tema de las relaciones amorosas entre los dos chicos. En cuanto al amor platónico, para evitar hacer spoiler, quien haya visto la película sabrá porqué lo digo porque sería hablar de una de las partes más avanzadas del libro. El amor erótico es algo que está muy presente en los protagonistas, que consiguen crear una conexión única que solamente ellos pueden describir como si fueran una única persona. Aunque este punto es un tanto relativo y discutible, tampoco quiero entretenerme mucho más.

Por otra parte, Aciman tiene una narrativa un tanto peculiar, ya que escribe párrafos muy extensos con muchos detalles y pocas pausas. Esto me recuerda a autores del realismo, que pudiendo provocar una lectura un tanto lenta y pesada. Además, hay que añadirle que no tiene muchos diálogos, ya que lo que más predomina es el pensamiento de Elio en todo momento. Lo que sí diferencia a la película del libro, es que ésta omite personajes y escenas que no son tan relevantes. Pero lo bueno de esto es que complementa la experiencia de la película, pudiendo ahondar un poco más en el entorno de B.

Así pues, si te gustó la película, recomiendo la lectura de este libro que seguramente acabe gustando a muchas personas, ya que al venir de una adaptación bastante fiel pues no se sentirán con estar delante de otra versión. Yo le doy 5 tinteros porque es una obra maravillosa y que merece estar en todas las estanterías. Un libro precioso que tendría que ser de lectura obligatoria.

Alejandro C.

Westworld

En los inicios de HBO en España llegaba una serie que pretendía ser el nuevo éxito de la plataforma de streaming a nivel mundial, para que no solo viviera de tener Juego de Tronos. La apuesta fue Westworld, una serie basada en la película homónima de Michael Crichton que ha ido cosechando un gran éxito, siendo actualmente otro de los buques insignia de HBO. Pero, ¿queréis saber que es Westworld?


La serie nos traslada a un futuro incierto, ya que no se conoce el momento en el que se desarrolla, donde el parque temático llamado Westworld ofrece a quienes lo visiten sentirse como si estuvieran en el mismísimo Oeste. Sí, el famoso Oeste de las películas y relatos tan famosos de vaqueros e indios. De esta forma, en las diferentes líneas narrativas que se pueden experimentar hay anfitriones que son androides que no se distinguen de los humanos. Éstos están programados para seguir un conjunto de acciones, que mediante la interacción de los visitantes, se desviarán a otras narrativas entrelazadas pudiendo "vivir" diferentes resultados según las acciones.

Cada día, los anfitriones se vuelven a reprogramar para empezar desde cero y repetir las mismas acciones, de forma que sus recuerdos con anteriores visitantes son borrados. Aunque pueden ser usados o ser guardados para usarlos en el futuro. Además, la principal característica y sobre todo más importante para los visitantes, es que los anfitriones no pueden hacer daño a ninguna otra forma de vida; permitiendo a los visitantes tener libertad ilimitada en el amplio mundo del parque.


Por otra parte, el personal del parque temático se encarga de mantener todo bajo control, desarrollando nuevas historias con el tiempo gracias a las aportaciones que hacen los visitantes con sus interacciones. Aunque todo empieza con una actualización de la programación de los anfitriones, provocando que su comportamiento sea diferente, llevando a algunos a cuestionarse cosas sobre ellos mismos y el mundo en el que se encuentran. Quizás varios elementos de los nombrados os suenen ya de otros títulos tanto en papel como en pantalla, pero os puedo asegurar que Westworld consigue atraparte en su mundo totalmente único.

La serie cuenta con un elenco muy destacable, empezando por Dolores Abernathy la cual interpreta Evan Rachel Wood siendo uno de los "anfitriones" más antiguos desde que se construyó el parque junto a otros personajes, a los que posteriormente se les han ido añadiendo tramas e interacciones con más anfitriones. Thnadie Newton hace el papel de Maeve Millay, otro de los anfitriones protagonistas junto a James Marsden como Teddy Flood, Rodrigo Santoro como Héctor Escaton, Angela Sarafyan como Clementine Pennyfeather y Clifton Collins Jr. como Lawrence.


Pero esos nombres son solo unos pocos de los que hay, ya que alguien tiene que hacerse cargo del parque, ¿no? Para ello están Sidse Babett Knudsen como Theresa Cullen, líder de operaciones concisas para evitar fallos en las narrativas, Jeffrey Wright como el jefe de programación Bernard Lowe, Luke Hemsworth como el jefe de seguridad Ashley Stubbs, Simon Quarterman como el director narrativo Lee Sizemore y Anthony Hopkins como Robert Ford, el misteroso director creativo de Westworld. También la serie cuenta con las participaciones de Ben Barnes como Logan, un huésped/visitante que ya es un experto en el parque y desea ayudar a su amigo William. Y no nos vamos a dejar a uno de los nombres que más suenan en esta serie: Ed Harris, el cual interpreta a un misterioso hombre vestido de negro, siendo otro huésped que busca algo en el parque.

La ambientación de la serie es tan brillante que te hace viajar al mismísimo Lejano Oeste, con un ligero toque futurista, donde bandidos, prostitutas, forajidos y pistoleros confluyen en sus interacciones narrativas, formando así una gran historia alrededor del parque. Para los escenarios se han elegido lugares reales como Castle Valley en Utah, haciendo más real aún la experiencia. También los vestuarios son muy acertados, ya que al meterse de lleno los visitantes en este mundo temático, deben parecer uno más del lugar. Otro de los aspectos que más destacan de esta gran producción que comparte HBO con Warner Bros. es la música compuesta por Ramin Djawadi, el cual es conocido por la creación de bandas sonoras de Pacific Rim, Juego de Tronos o Iron Man entre muchos otros proyectos.


Una serie muy recomendada, aunque seguramente a los amantes de la ciencia ficción no les defraudará. Pero ya no solo la recomiendo por el elenco, si no por todos los elementos que contiene y las múltiples sorpresas que aguarda el mundo de Westworld. Un mundo tan grande que es difícil de adivinar lo que sucederá sin dejar de sorprenderse.

Fireworks

¿Los fuegos artificiales son redondos o son planos? Con esta pregunta, Genki Kawamura, el productor del gran éxito your name., nos invita a viajar en el tiempo con Fireworks (titulada originalmente Uchiage Hanabi. Shita kara miru ka? Yoko kara miru ka? / Fuegos artifiacles, ¿los vemos desde abajo o desde un lado?), su último proyecto. Esta nueva cinta de animación se estrenará en los cines de España este próximo viernes 20 de abril gracias a la distribuidora Selecta Visión.

Es el momento de las vacaciones de verano en una ciudad en la costa de Japón, donde se va a celebrar el festival de fuegos artificiales. Norimichi Shimada es un estudiante de secundaria, el cual planea ir con sus amigos a ver el festival de pirotecnia para comprobar si son planos o redondos. Pero su vida cambiará cuando Nazuna Oikawa, una compañera de clase de la que está enamorado, decide escaparse de casa. A Shimada le encantaría irse con ella, pero la madre de Oikawa termina pillando a su hija. Al ser solo un observador, se debate en qué habría pasado si hubiera actuado de otra forma. Es en ese momento cuando una extraña bola que lanza, le hará que ese día se repita varias veces. ¿Qué destino le espera?

La película que se basa en la novela homónima de Shunji Iwai, publicada en España por Planeta Cómic, nos presenta esta historia que al principio de la película consigue atraer la atención del espectador, invitándole a quedarse hasta el final con una premisa interesante. Esa bola será el foco de atención para abrir muchas incógnitas durante la película. Con situaciones un tanto caóticas que en varios momentos no tienen mucho sentido, las incógnitas harán que la búsqueda de respuestas acabe teniendo un resultado un tanto incongruente.


Pero son los personajes los que tienen la culpa de este "problema", ya que el comportamiento tan contradictorio que tienen durante las escenas hacen que la película se vuelva confusa al final. En un primer momento comentan una situación que se da a su alrededor, pero acto seguido cambian de opinión. Además, es que hay cosas que no se explican su porqué y simplemente pasan porque sí. Y sigue estando la cuestión de la misteriosa bola, de la que es mejor que no hable para evitar el mínimo spoiler.

En cuanto a la animación, que corre a cargo del estudio de animación Shaft, y siempre que sale este nombre hay una gran confianza en los proyectos que realizan. La animación brilla por sí sola, sobre todo con escenas en las que emplean diferentes estilos. Solamente me chirría una cosa en este aspecto, y es que recurren a utilizar tecnología CGI para incorporar escenarios y personajes en algunas escenas que no terminan de casar mucho, pareciendo algo forzado. Personalmente creo que si se hubiera mantenido todo con animación tradicional, el resultado habría sido mucho mejor.



Lo que sí destaca junto a esto es el apartado musical, que es de lo mejorcito que tiene la película y genera una armonía maravillosa acompañando a la animación de Shaft. Las canciones que interpretan DAOKO y Hirose para la cinta son ejemplos de ello, aunque las melodías compuestas por Satoru Kosaki no se quedan atrás.

No obstante, uno de los puntos que hay que tener más en cuenta a la hora de ver esta película es que aunque participe de nuevo el productor de Your name., no vamos a encontrarnos ante una obra de un calibre similar ni de lejos. Porque parece que desde que la exitosa cinta de Makoto Shinkai generó tal resultado, las siguientes cintas que se han ido estrenando se han ido encumbrando tras su sombra. Aún así, no es una mala película, pero quizás se la recomendaría más a un público que consuma más anime. Aunque eso no quita que no le pueda gustar al público general, pero no creo que sea el título adecuado en esta ocasión.


Alejandro C.