Noticias
Críticas
Eventos
Libros
Lit. Gráfica
Series

Entradas Recientes

The end of the f *** king world


James (Alex Lawther) tiene 17 años y cree ser un psicópata. Lleva toda la vida haciendo cosas bastante peligrosas para un chico de su edad y en vez de socializar y hacer amigos en la escuela, dedica su tiempo libre a planear asesinatos. Aquí es cuando entra en juego Alyssa (Jessica Barden), una chica nueva del instituto que se ha mudado recientemente. Alyssa es una adolescente que cree saberlo todo del sexo aún sin haberlo experimentado. Es por eso que selecciona a James como su próximo ligue con el objetivo de obtener de él más de un par de besos. 

Pero James y Alyssa tienen más en común de lo que creen. Ambos están hasta las narices de sus padres y quieren mandarlo todo a la mierda. Y mandarlo todo a la mierda significa irse de casa robando el coche del padre de James tras proporcionarle un puñetazo. Sin rumbo fijo y dispuestos a pasar por alto las leyes, James y Alyssa se adentran en una aventura donde todo vale para sobrevivir


A primera vista The end of the f***king world es una serie indie de adolescentes sin mensaje alguno, sin embargo, la cosa cambia conforme llegamos a la mitad de la primera temporada. La base de la serie son sus personajes, esos James y Alyssa que en el primer capítulo parecen de lo más superficial y no puedes con ninguno de los dos pero conforme avanza les terminas cogiendo cariño. La transformación que desarrollan ambos personajes es la misma que un adolescente cuando trata de descubrirse así mismo. Tanto Alyssa como James deben enfrentarse al mundo real para descubrir que no saben todo como ellos caerían. 

Ese es el eje sobre el que centra el mensaje de la serie, una simple y cruel representación visual de lo que significa madurar y darte cuenta de que el mundo adulto no es como tu creías y que debes afrontar todo lo malo que hay en él. Y para esto funciona muy bien la voz en off de la serie, los pensamientos de los protagonistas sobre ellos mismos y sobre lo que les rodea. 


Es difícil hablar mucho de The end of the f***king world sin desvelar la trama entera y es que la serie tiene únicamente 8 episodios que duran 20 minutos. Eso la convierte en una serie muy ligera y no solo por su duración, sino también por el humor negro que acompaña a las situaciones que viven los protagonistas. 

Lo que destaca sobre todo de la serie es su magnífica banda sonora que siempre tiene un pequeño trozo de protagonismo en todos los capítulos. Además, esto va acompañado de una fotografía muy cuidada para una serie que, en apariencia, tiene pinta de indie. 

Si buscáis una serie cortita, cuyo único fin sea pasar el rato, The end of the f***king world es la tuya y además terminarás cogiendo cariño a estos personajes tan peculiares debido a su desarrollo. Yo estoy esperando con ansias una segunda temporada donde podamos ver más de Alyssa y James. 


Patri Alonso.

La Blogger Lit Con se despide para siempre


Así es, amigos. La organización acaba de anunciar desde su página oficial el final de la Blogger Lit Con, un evento que concentraba a los amantes de la literatura infantil y juvenil durante la Feria del Libro de Madrid.

Hace casi diez años desde que comenzara a celebrarse el evento y muchos de los organizadores han tenido que separarse del proyecto para involucrarse en nuevas obligaciones. Puede que ellos digan adiós, pero instan a youtubers, bloggeros y demás a crear nuevas quedadas para los amantes de la literatura juvenil.

Aunque la despedida se ha escrito desde la página oficial de la BLC, algunos de los organizadores originales se han pronunciado sobre el tema. Uno de ellos ha sido Mike Lightwood, autor y escritor del blog Alas de Papel, así como Iria G. Parente, quien llevaba el blog Pétalos de Papel. 
La Blogger Lit Con comenzó sus andanzas en 2010 bajo el nombre Quedada Bloguera Letrera, cuando apenas unos cuantos se reunían en el Parque del Retiro. El objetivo era desvirtualizar a las personas detrás de los blogs literarios, que por aquel entonces tampoco tenían el volumen de la actualidad.

Conforme pasaban los años crecieron exponencialmente tanto en asistentes —sobre todo después de que el evento se abriera al público y no solo a administradores de blog—. La máxima de la BLC siempre ha sido hacer amigos y conocer a otras personas con los mismos intereses, y en el camino han ido aumentando las actividades que se realizan en el primer fin de semana de la Feria del Libro.

Gracias a la colaboración de los organizadores con editoriales, hemos podido unirnos en grupos para saber quién conoce más datos sobre la literatura juvenil; asistir a charlas sobre las últimas novedades de las editoriales; hablar con autores sobre obras que nos han apasionado, o que aún están por venir; y asistir a concursos de Cosplay donde hemos visto verdaderas maravillas.

Es una lástima tener que decir adiós a un evento que nos ha dado tanto en los últimos años. Aún así, preferimos quedarnos con los buenos momentos que hemos vivido, dar las gracias y desear buena suerte a todos los que han estado involucrados en su organización. 

¿Qué sabemos de Antihéroes?

Antihéroes de Iria G. Parente y Selene M. Pascual llegará el 12 de Marzo de 2018 a manos de Nocturna Ediciones.

"Me llamo Yeray Ayala y tengo un secreto. Este libro que tienes entre las manos contiene mi historia, la de otros inadaptados y la clave que no une a todos: tenemos poderes. Sí, lo sé, vas a pensarte que esto es ficción. Todo el mundo hace lo mismo, porque sois unos aburridos que habéis dejado de creer en la magia.
En cuanto descubrí que podía desaparecer y reaparecer donde quisiera, yo también me dije que era imposible. Después, que era especial. Eso hizo que me aprovechase, claro y usase mi poder para cosas que no son muy legales…Pero no hablemos de eso. Lo importante es que, cuando una organización que se dedica a atrapar a la gente como yo me capturó, descubrí que estaba muy lejos de ser un caso aislado.
CIRCE es esa organización. ¿Su objetivo? Reacondicionar a todos los que usamos nuestros poderes de mala manera. Convertirnos en héroes.
Pero ¿quién quiere ser un héroe pudiendo ser un antihéroe?"

Durante las semanas anteriores cada lunes se ha ido descubriendo a los protagonistas de esta novela, los antihéroes que aparecen en la portada, estos fueron apareciendo según su ingreso en la organización Circe que los a capturado y los mantiene en sus instalaciones de Chamberí para que estos adolescentes no comentan crímenes utilizando sus habilidades.

Mei Bayón con el poder de la telequinésis, la siguiente en llegar fue Alicia Daillo quien es una telépata que roba y vende secretos, Christian Iglesias llegó el tercero y es un médium acosado por los fantasmas, la siguiente en entrar fue Esther Galiano con el poder de la cronoquinésis. Y el último de todos fue Yeray Ayala quien puede teletransportarse y es quien narra la sinópsis del libro.


Presentaciones de Antihéroes donde se regalarán postales.

Black Panther

El universo cinematográfico comenzó recientemente su tercera fase con grandes películas como Spider-man: Homecoming y otras que nos esperarán como Infinite War. Pero una de las que más ansiaba el público era Black Panther, ya que una de las características más singulares que poseía era su propio reparto en el que prácticamente todos los actores eran de color. 

Cuando se estrenó en Estados Unidos la gran mayoría de las críticas fue positiva, alabando tanto a los actores como a la trama. Por lo que acudí al cine con una mezcla de hype y de miedo por si las críticas alababan demasiado a la cinta. Pero no me decepcionó en ningún momento.

Black Panther nos presenta la príncipe T’Challa (Chadwick Boseman) de Wakanda tras el asesinato de su padre en Civil War, y cómo este debe tomar el cargo del trono. También habla de la sobreexplotación de materiales, la ayuda internacional y cómo los errores del pasado pueden repercutir en el futuro de una forma muy dañina para todos.

La trama no sigue la estructura típica del resto de las películas de Marvel, desde un principio nos muestra conflictos, no solo por la trama sino de los personajes. No obstante, sin duda uno de los puntos más fuertes de la película son los personajes y sobre todo los femeninos. Todos ellos son fuertes, cada uno de ellos tienen sus personalidades marcadas, me encanta verles interactuar entre ellos, todos tienen gran aprecio por el resto y hay un buen rollo constante entre ellos. La relación entre Shuri (Letitia Wright) y T’Challa es genial: la hermana pequeña burlándose de su hermano mayor en cuanto puede.

Otros personajes que hay que destacar es por supuesto: Killmonger (Micheal B. Jordan). El antagonista de la cinta, del cual se nos va brindando información poco a poco sorprendiéndonos a cada paso de la cinta. Es un personaje que te dan ganas de quererlo porque ha tenido una vida complicada por culpa de otros que no supieron asumir sus errores. No hay que olvidarnos de los maravillosos Martin Freeman y Andy Serkis.

La película está envuelta por una aura africana que es maravillosa, se puede notar en cualquier parte de Wakanda, desde las estructuras hasta las ropas que llevan, incluso en la propia música que le viene como anillo al dedo a la cinta. Los escenarios han estado muy elaborados; algunos de ellos salen en los tráilers, pero cuando los vi en la pantalla grande me quedé sin aliento al ver lo bien que estaban hechos.

Black Panther hace una grandísima labor de visibilización y sororidad, donde el casting es fundamental, tanto por el color como la posición de poder de las mujeres. De los temas de los que hablan como son la ayuda exterior a los más pobres, la lealtad, la familia, compartir los logros científicos y tecnológicos.

Para terminar, solo me queda por decir que una vez terminado de ver la cinta hay dos escenas post-créditos, una al final de los primeros créditos, y la otra al terminar todo. A aquellos que les gusten el universo Marvel se la recomiendo mucho, esta es una película fresca que Hollywood necesitaba.



Ariadna

Lady Bird

A veces adoro estudiar en nuestra facultad, en especial cuando nos traen preestrenos como el de Lady Bird, la cual me creaba especial curiosidad por dos motivos: adoro el cine independiente y, además, esta película tenía unas críticas bastante buenas, por lo que en cuanto me enteré que la emitirían no dudé ni un segundo en madrugar para verla.

Christine 'Lady Bird' McPherson (Saoirse Ronan) es una adolescente de diecisiete años que parece sentir una angustia vital con absolutamente todo lo que le rodea. Desea salir de su "odiada" Sacramento (California) porque siente que se le queda pequeña, y uno de sus principales objetivos es estudiar en cualquiera de las universidades de la costa este. No le importa mucho adónde pueda terminar si el objetivo final es huir de la ciudad en la que nació. 

Ambientada en los años 2002 y 2003, nos narra no solo las relaciones de Lady Bird entre su madre, Marion McPherson (Laurie Metcalf), complicada en algunas ocasiones, debido a los problemas económicos de los que son víctimas en su familia y de los que Christine a veces rehuye e intenta camuflarlos por completo, su padre Larry (Tracy Letts), su hermano Miguel (Jordan Rodrigues). También hace un retrato con sus amistades, como ocurre con la genial Julianne (Bennie Feldstein), con Danny (Lucas Hedges, Tres anuncios en las afueras) e incluso con el enigmático Kyle (Timothée Chalamet, Call me by your name.)

Es la historia de alguien que está descubriendo lo que es vivir y construyéndose a sí misma. Saoirse Ronan se ha introducido muy bien en el papel de alguien totalmente loco y consecuente para la edad que trata de representar. Me ha conquistado totalmente su actuación, su actitud totalmente desvergonzada y el buen rollo que se trae. 


La narración de Lady Bird fluye con naturalidad, es imposible aburrirte y, además, es divertida. Y, además, es muy probable que (casi) todas nos sintamos identificadas con Lady Bird. Es una persona que busca constantemente algo, sedienta por descubrir, por conocer, por ser algo más y no quedarse estancada en Sacramento, ciudad que parece consumirla por dentro y a la que ama por partes iguales. 

Ves cómo se supera a sí misma poco a poco. Cómo crece, cómo abandona lentamente la piel de adolescente e comienza a madurar cuando toca fondo. He disfrutado mucho de la, a veces tormentosa, relación madre e hija. Y, sobre todo, de lo adorable que es su padre y cómo se nota que hace todo lo que está en su mano, sacrificándose por Christine.

Me cuesta un montón comentar todos los aspectos por los que me ha maravillado esta cinta de Greta Gerwig, la cual está nominada a 5 categorías en los Premios Oscars de este año, que serán celebrados el próximo 4 de marzo, entre las que se incluyen las categorías de Mejor película, Mejor actriz y Mejor guión original.

Sin mucho más que decir, le concedo 5 fotogramas a Lady Bird, porque tenéis que darle una oportunidad a Christine y en esta cinta en la que presiento que Greta Gerwig ha dado mucho de sí misma.





~ Laura B.